MPPRIJP

Importancia de tener una rutina diaria para mantener el equilibrio mental

A propósito de cuarentena social, voluntaria y colectiva dispuesta por el Gobierno nacional, para mitigar la propagación del Covid-19 en el país, es importante sostener el ritmo cardíaco y una rutina diaria que nos permita organizar el día, a fin de mantener en equilibrio en la salud biológica y mental.

Para ello el director de Evaluación y Diagnóstico Mental y Social Forense del Senamecf, Dr Ciro D`avino, nos sugiere en primer lugar hablar con los niños y niñas sobre lo que está sucediendo respecto al Coronavirus. “Ellos detectan cuándo algo no va bien o cuándo los adultos se sienten inseguros o asustados”.

“Si no les explicamos qué es el Covid-19 y qué es la cuarentena o aislamiento, pueden recurrir a argumentos fantasiosos producto de su imaginación, para compensar la falta de información. Con esto, corremos el riesgo que imaginen escenarios aterradores y distantes de la realidad”, resaltó el Doctor.

Es por eso que, para reducir la sensación de ansiedad o comportamientos de trastorno obsesivo-compulsivo, nos recomienda las siguientes pautas a tener en cuenta:

– Mantener los horarios regulares: dormir y despertar a la hora habitual, como si fuera un día normal. Respetar los ciclos de sueño.

– Cumplir con todas las comidas diarias, en horarios regulares y preferentemente en familia.

– Restringir el uso de las pantallas sin supervisión.

-Distribuir las tareas del mantenimiento del hogar como la limpieza y preparación de alimentos.

– Realizar actividades como cocinar, es el pretexto perfecto para aprender matemáticas, mientras que hacer jardinería permite aprender ciencia. La mente se mantiene sanamente ocupada.

– Establecer desafíos de aprendizaje y reforzar la sensación de logro.

– Buscar espacios en los que las niñas y los niños trabajen de manera autónoma.

-Reforzar los lazos familiares promoviendo actividades lúdicas: juegos de mesa, experimentos en familia., escribir historias colectivas. Recurrir al diálogo para compartir expresiones y sentimientos del día, así como leer cuentos a niñas y niños antes de dormir.

-Aprovechar las redes de forma estratégica: crear grupos de WhatsApp entre amigos de la escuela, para que compartan sus avances escolares y organicen juegos a través de las plataformas como video, Zoom o Skype.

-Cuidar el contenido de las noticias que se ven en línea, para no generar angustia.

Compartir la información en familia

Siempre es preferible que sean los adultos de referencia quienes den la información. Cuando hablemos con niños, es importante recordar dos aspectos:

– Debemos adaptarnos a su edad y a su madurez. La edad del niño puede darnos una orientación sobre su capacidad para comprender determinados conceptos, no podemos olvidar que la madurez de cada persona es un aspecto individual.

– Si no sabemos cómo empezar la conversación, es útil tener presente que es mejor preguntar qué saben ellos, antes de abordar el tema directamente. En un mundo tan conectado y donde la información viaja tan rápido, las niñas y niños reciben muchísimos estímulos.

Recordemos que la Organización Mundial de la Salud (OMS), indica que las personas entre 18 a 64 años, deben realizar por lo menos 150 minutos a la semana de actividad física aeróbica moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, para que sus sistemas respiratorios, muscular y óseo se mantengan en condiciones saludables.

R: Mpprijp

Share
Tweet
+1
Share
0 Shares