MPPRIJP

El aislamiento preventivo ha permitido fortalecer los lazos de solidaridad

La pandemia del Covid-19 nos ha demostrado cuán vulnerables somos y cómo puede afectar a todos los seres humanos sin distinciones de edad, clase social, creencias religiosas o políticas. Pero también esta nueva forma de vivir en aislamiento preventivo ha permitido que aflore nuestro lado más sensible ante la necesidad de los demás.

En estas circunstancias de adversidad se fortalecen los lazos de solidaridad con aquellos que son más vulnerables, pues nos enfrentamos a un desafío desconocido que pone en riesgo la vida de millones de habitantes del planeta.

Alejandría García, abogada de profesión, madre de dos niñas y habitante de la ciudad de Los Teques, estado Miranda, afirma: “sentimos la necesidad de ser solidarios y somos capaces de entenderla como un gesto, que tarde o temprano, regresa a nosotros. Nos damos cuenta que no hace falta tener mucho dinero para ayudar, basta con querer hacer algo bueno y positivo por el prójimo”.

Esta acción la practica haciendo llamadas telefónicas a alguna vecina que cumple la cuarentena sola, o realizando las compras para un adulto mayor que no puede salir de casa. “Es un ejemplo que quiero que aprendan mis hijos”.

También se lo plantea como una oportunidad que Dios le ofrece para aprender a valorar lo importante de la vida, “es una manera de pasar más tiempo de calidad conmigo misma y con mi familia y decidir cómo quiero vivir los próximos años”, aseveró García durante una entrevista.

“El confinamiento comenzó como una obligación que, de la noche a la mañana, significó un cambio radical de nuestra rutina. Tuvimos que bajar el ritmo y a su vez encontrar la manera de organizar el tiempo en casa, con los niños y el trabajo”.

Las prisas quedaron atrás, así como las necesidades materiales que nos llevan al consumo exagerado. “Nada es más urgente en estos momentos que cuidar el bienestar y la salud de mi familia”.

La abogada afirma que en estos 41 días de cuarentena social, ha sido capaz de encontrar nuevas formas de mantener un estado físico y mental saludable. “Clases de ejercicios online, explorar nuevos placeres en la cocina, leer y meditar son algunas de las opciones a las que decidimos dedicarle tiempo, pues en otras circunstancias no hubiésemos podido hacerlo”.

Asegura sin dudar que esta situación actual por la que atraviesa el mundo entero, ha sacado la mejor versión de las personas. Incluso ya muchos estudian algunos cambios y nuevos propósitos para continuar adelante.

En la medida que cumplamos las recomendaciones de las autoridades nacionales y de la salud, ganaremos esta batalla al Covid-19 en nuestro territorio, instó esta profesional a todos los ciudadanos.

R: Mpprijp

Share
Tweet
+1
Share
0 Shares