MPPRIJP

A solo un paso para la beatificación del Venerable Santo de Isnotú

El 27 de abril, Venezuela recibió la grata noticia de la aprobación, por unanimidad, del milagro del Venerable doctor José Gregorio Hernández, por parte de la Comisión Teológica de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano.

“En medio de la batalla contra la pandemia del Covid-19 que ha afectado al mundo y a la que el pueblo venezolano enfrenta con gran consciencia social, recibimos esta decisión con gran júbilo”.

Así lo explicó el Director General de Justicia, Instituciones Religiosas y Cultos del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz (Mpprijp), Pedro Balza, quien detalló que solo falta la aceptación del Papa Francisco para que se concrete su beatificación.

En enero de este año el camino para el proceso de beatificación había dado un gran avance -dijo-; la Congregación de los Santos, con sede en Roma, que analizó el milagro atribuible al Santo de Isnotú, le había dado el visto bueno y clasificado como “un caso exitoso”.

Balza precisó que el milagro aprobado por su intercesión sucedió el 10 de marzo del 2017, en una niña de nombre Yaxury Solórzano Ortega de 10 años, procedente del estado Guárico, quien con un pronóstico de salud reservado fue intervenida quirúrgicamente. Su madre devota de José Gregorio Hernández le pidió por su salvación. A los cuatro días de la operación reaccionó favorablemente y a los veinte días estaba completamente sana.

La beatificación del Siervo de Dios, como también se le conoce, “llena de alegría el corazón de cada uno de los venezolanos, porque para Venezuela José Gregorio Hernández, es un Santo desde el mismo momento de su muerte, es parte de nuestro gentilicio y de nuestra venezolanidad”, agregó.

El Doctor José Gregorio Hernández es un ejemplo a seguir en la vida de cada venezolano. “Fue un profesional y médico exitoso, un gran científico, excelente profesor universitario, pero especialmente fue un hombre con profunda vocación religiosa, fiel cumplidor de las virtudes de la fe, esperanza y caridad; además reconocido por su admirable dedicación a los más necesitados y comprometido con los más pobres”, precisó el director de Justicia y Culto.

Acotó que ahora nos corresponde seguir en oración y “pedir a Dios la aprobación en la plenaria de los Cardenales y Obispos, junto al Papa Francisco, para que nuestro Santo sea elevado a los altares de la fe católica. Sin duda una bendición para Venezuela y América Latina”, exclamó el Director.

Aseveró que es una oportunidad para reafirmar la fe y unir a la familia en torno a esta figura de Dios. Un llamado a superar las dificultades de salud física y espiritual, que tenemos en este momento.

Recordemos que el pasado 16 de enero el Mandatario Nacional expresó en sus redes sociales que “celebramos con júbilo y esperanza por las nuevas puertas que se abrieron para la beatificación de nuestro Santo de Isnotú, el Dr. José Gregorio Hernández, a sus 34 años de ser declarado Venerable. Junto al pueblo venezolano reafirmo mi fe y elevo oraciones por su causa”, escribió.

Hombre de fe

El doctor José Gregorio Hernández, nació en Isnotú, estado Trujillo, el 26 de octubre de 1864. Su niñez transcurrió en su pueblo natal en medio de un ambiente religioso, que lo hizo un hombre humilde, solidario con todos y en especial con los pobres y necesitados, a quienes ayudó con su profesión de médico.

En el pueblo donde nació se erigió un Santuario en su nombre donde hay cientos de placas como parte del agradecimiento de las personas que han sido sanadas por su intercesión. Todos los días creyentes y peregrinos acuden a Isnotú a pagar su promesa por favores cumplidos.

El 16 de enero de 1986, el Papa Juan Pablo II, nombró Venerable al Dr. José Gregorio Hernández.

Falleció el 29 de junio de 1919 en Caracas, al ser atropellado por un auto. Sus restos reposan en la iglesia de La Candelaria, en Caracas.

R: Mpprijp

Share
Tweet
+1
Share
0 Shares